martes, 20 de noviembre de 2007

en un cibercafé

Estoy en un cibercafé de San José, pero bien parece más un bar de pensionistas.
Los ordenadores son unos viejos trastos sucios...y bien, he decidido inaugurar este blog que nació hace meses....y queda inuagurado este blog!!! clash! (la botella se rompe contra el casco del barco).
Escribir en un ordenador ajeno es más fácil. No tan íntimo. Estoy rodeado de gente, y de niños. Y es curioso. Me resulta más fácil proyectarme y fluir. Salir de ese estanque de tranquilidad (el agua que permanece estancada se pudre).
El instinto me ha llevado a escribir un email que hace meses tenía que escribir...pero en otro momento tendrá que ser. Ha llegado compañía y no importa esperar un poco más...¿verdad?.