lunes, 26 de noviembre de 2007

se abrió la puerta


Se abríó la puerta y apareció ella. Se sonrieron y, entre risas, él se abalanzó sobre ella. La abrazó fuertemente mientras le decía que nunca se separaría de ella y que la quería. La besaba incesantemente. Perdían la orientación y el equilibrio. Caían y reían.


El sueño terminó.

Hace 5 años que no la ve, y probablemente jamás en la vida la verá.

Alguna vez abre la puerta y aparece en sus sueños.
Dijo que en otra vida le gustaría ser un gusano para no tener una vida complicada. Yo creo que era para comerse a las manzanas.