sábado, 26 de diciembre de 2009

fuerza+color


Erótica 1
A Cillero le comenté que debía desaparecer la creencia y percepción de la Gestalt en un alarde de locura y renovación. Me miro un poco atónito ( allá por el año 2000).
Es inevitable percibir "la fuerza del color en la infancia" (texto original del 2009). El color es parte de la base del lenguaje visual. Me tome la pastilla de Matrix que desenmascara el conocimiento y le he quitado una de las propiedades a la imagen fotografica... sin querer.

(Resulta que luego Cillero a Corbeau le felicitó el año nuevo 2010 diciendo sólo FUERZA+COLOR).

domingo, 20 de diciembre de 2009

Subconsciente, inconsciente, infraconsciente



La mayor parte de nuestra conciencia se encuentra embotellada, dentro de cada uno de los Yoes que en su conjunto constituyen el «Mí mismo».Cualquier Yo desintegrado libera determinado porcentaje de conciencia. Existen cuatro estados de conciencia que reciben el nombre de:

a) Eikasia, el infraconsciente, es ignorancia, crueldad humana, barbarie, sueño demasiado profundo, mundo instintivo y brutal, estado infrahumano.

b) Pistis. Creencia, prejuicios, sectarismos, fanatismo, teorías en las cuales no existe ningún género de percepción directa de la Verdad. Pistis es la Conciencia del nivel común de la humanidad, la subconciencia e inconciencia.

c) Dianoia. , revisión intelectual de creencias, análisis, sintetismo, conceptual, Conciencia cultural-intelectual, pensamiento científico, etc. El pensamiento dianoético estudia los fenómenos y establece leyes; Es cuando comienza a entrar al mundo de lo conciente.

d) Nous, perfecta Conciencia despierta. Nous es el estado de Turiya, La perfecta iluminación interior profunda, es intuición. Nous es el mundo de los arquetipos divinales.

La parte más baja del hombre es irracional y subjetiva y se relaciona con los cinco sentidos ordinarios. Esto se manifiesta en los sueños infraconcientes, subconscientes e inconcientes. La parte más alta del hombre es el mundo de la intuición y Conciencia objetiva espiritual. En el mundo de la intuición se desarrollan los arquetipos de todas las cosas de la Naturaleza. Por eso los sueños de este tipo son concientes o supraconcientes.

Conciencia, subconciencia y supraconciencia. Conciencia, subconciencia y Supraconciencia se resumen en una sola cosa: Conciencia humana. Es urgente convertir el subconsciente en consciente y despertar totalmente la Conciencia. Las llamadas infraconciencia, inconciencia, subconciencia, etcétera, son únicamente distintas formas o zonas de la Conciencia dormida. Urge despertar la Conciencia para ser un iluminado. Para lograr la supraconciencia. En los sueños se manifiesta: Primero, el inconsciente; segundo, el sub-consciente; tercero, el infraconciente.

1. El inconciente. Es el estado común de la humanidad, se manifiesta en el mundo de los sueños como mera repetición de todos los actos mecánicos realizados durante el día. El discípulo no se da cuenta de que está soñando, piensa que está en la tercera dimensión. Los yoes repiten las acciones de la vida cotidiana en el mundo astral.

2. El subconsciente. Los factores que componen el subconsciente son tres: Genotipo, Fenotipo, Paratipo: (Herencia, Educación y circunstancias). Del perfecto equilibrio entre estos tres factores, deviene entonces la conducta social del individuo. Cuando existe desequilibrio en estos tres factores, entonces el resultado es la conducta equivocada. Estos tres factores pueden ser positivos, o negativos. Son positivos cuando se traducen en recto pensar, recto sentir, recto obrar. Son negativos cuando se traducen en pensamiento criminoso, sentimiento criminoso, hechos criminosos. La herencia es el resultado de Karma (Ley de acción y consecuencia. Némesis). Con la vara que midiereis seréis medido”. “Tal acción tal consecuencia”. Esa es la Ley.

La educación, que comienza en el hogar. El niño aprende más con el ejemplo que con el precepto. El niño presencia en los hogares modernos, el adulterio de sus padres. El niño es testigo presencial de la ira, de la codicia y de la lujuria de aquellos que le dieron la vida. Todo eso va quedando almacenado en el subconsciente del niño. Ciertas circunstancias críticas irritan el subconsciente provocando reacciones. Circunstancias objetivas se combinan en el subconsciente con circunstancias semejantes para provocar acciones negativas. Los tres factores Genotipo, Fenotipo y Paratipo son la Psico-génesis de todo acto negativo y se manifiestan en los sueños.

En el subconceinte viven los recuerdos de todos aquellos errores que cometimos en las antiguas reencarnaciones. El individuo sin cultura ve todos esos errores del pasado y entonces se confunde y calumnia a personas justas y honradas. Pero quien es culto y ha estudiado la gnosis no cae en semejantes errores porque tiene disciplina intelectual. El discípulo culto, educado, respetuoso y disciplinado intelectualmente goza de intelección iluminada, y sabe leer en el subconsciente de la naturaleza, a plena conciencia. Entonces es capaz de estudiar retrospectivamente toda la historia de la tierra y de sus razas. Es un iluminado. Para la disciplina de los sueños es necesario poseer cultura intelectual. Así como para el desarrollo de los poderes ocultos, chacras, discos, ruedas magnéticas del cuerpo astral. Sólo así se evita la delincuencia y la mala interpretación.

3. El infraconciente. Los sueños infra-conscientes son conocidos vulgarmente con el calificativo de pesadillas. Existe la embriaguez del sueño, y el estado crepuscular Hípnico. La embriaguez del sueño es más prolongada. El estado crepuscular Hípnico es más breve. En la embriaguez del sueño trabaja la corteza cerebral como vehículo de la llamada conciencia onírica, cuyos actos reflejos son distintas variantes del Sonambulismo. Esas pesadillas, y malos sueños son fenómenos del infra-consciente que puede originar falsas apreciaciones. La falsa apreciación mental del clarividente infra-consciente, Esoterista, o espiritista, se debe al fanatismo y a la ignorancia. En la infraconciencia de la naturaleza están depositados los recuerdos tenebrosos de toda la Historia de la tierra y de sus razas. Esos son los espectros del pasado, los fantasmas de las pesadillas.

Existen tres clases de emociones: (Que afectan directamente los sueños): Ligera, Optima y Siderante. La primera no logra la alternación total de la mente. La segunda pone en juego la imaginación sensual, inhibiendo el análisis intelectual. La tercera clase de emoción anula todo razonamiento y cae la víctima en el estado de coma, estupor, sideración emocional. Los trastornos mentales de origen Traumático son el resultado fatal de las violentas emociones.

Conclusión. Cada percepción o vivencia del mundo de los sueños, cuando actúa el infra-consciente, el inconsciente o subconsciente producen reacciones diferentes, según la clase Biotipológica de la persona. Antes de entregarnos al desarrollo de las facultades astrales necesitamos estudiarnos a si mismos, y hacer un diagnóstico persona-lógico y psico-patológico de nuestra propia personalidad.

Diagnóstico y pedagogía: Después de haber descubierto nuestro propio yo Psico-Biotipológico, necesitamos reformarnos con la cultura intelectual. Necesitamos una Psicoterapia Pedagógica para reformarnos. Los cuatro evangelios del Cristo Jesús, son realmente la mejor Psicoterapia Pedagógica. Es necesario estudiar y practicar totalmente todas las enseñanzas contenidas en los cuatro evangelios del Cristo-Jesús. Sólo después de habernos reformado moralmente podemos entregarnos al desarrollo de los chacras, discos o ruedas magnéticas del cuerpo astral. Los sueños relacionados con el infra, sub e inconciente no pueden aceptarse como infalibles. Sólo la conciencia realmente positiva es infalible. El peor enemigo es la ignorancia, Solo con cultura integral podemos vivir auto-enaltecedoramente.

Enviado por: Susana Margarita Rodríguez Licea. ICQ San Luis de la Paz, Gto. México
Debe el sabio hacerse una isla que no sumerja la correntada. DHAMMAPADA

primeros recuerdos



El primer sueño o pesadilla que recuerda Ernesto Salvatierra es de cuando contaba escasamente con tres años. Era más una mezcla de imágenes y sensaciones de difícil descripción. Lo recuerda pero no los vive. Aún así los recuerda vivamente cuando enferma. Dice que fue en ese preciso momento cuando nació su conciencia. Viajaba en la más profunda oscuridad como un cometa surcando planetas o formas esféricas y lineas que cruzaban como hilos. Esa armonía cambiaba a hilos con pinchos y esferas imperfectas con puntas que se enredaban en laberínticas formas. Se despertó sobresaltado y dice que adquirió consciencia (conocimiento de sí mismo).

Poco tiempo después en el suelo de la terraza de su casa se iluminó una ventana que correspondía a la de un taller. Sucedió ante sus ojos y entonces debió de aflorar el subconsciente. Por aquel entonces Travolta bailaba en la discoteca del Fiebre del sábado noche sobre un suelo de colores cambiantes.

domingo, 13 de diciembre de 2009

detención temporal


Ahora sí. Ernesto Salvatierra ha perdido su poder de detener el tiempo mentalmente. Su oido es atacado por un tinnitus constante que ha mermado su proceso de detención del tiempo y percepción extrasensorial. Este poder le permitía tener un gran "insigth" (capacidad de penetrar en una imagen) y comprender el pasado presente y futuro de una imagen y de su autor. Le permitía desdoblamiento y verse a sí mismo como actor y espectador al mismo tiempo.

Esto situa entre el oido y el cerebro la percepción temporal. El chi ya no se contiene. Fluye como un gran rio incontenible en todo momento. El descanso no existe. El sueño no es reparador.

sábado, 12 de diciembre de 2009

in memoriam erotica 19


La enfermedad "delirium photographicum" o delirio del fotógrafo, es muy común en los artistas. Se dice de una persona que tiene excesiva conciencia creativa y el deseo de repercusión de sus actos y sus obras. Este mira el momento como importante, de vital transcendecia para el futuro, de una belleza extrema, convulsa, impactante, diferente, delirante, sublime, y allí, en el momento decisivo echa todas sus energías, sus conocimientos, su sensibilidad, su amor, su odio, sus pensamientos, sus sentimientos, con la intención de marcar un antes y un después, de realizar un punto de inflexión, tanto en la vida del creador como del espectador, que descubrirá una verdad suprema.

jueves, 26 de noviembre de 2009

vacio


Ante la pregunta de ¿qué materiales se usan para la escultura? inmediatamente Salvatierra pensó en el papel...luego se le ocurrió el aire, y por último la ausencia de materia, la existencia del espacio. Siempre se veía lo lleno, pero se obviaba el vacio. Lo lleno da forma al vacio y al revés. Lo mismo le pasaba a los espacios en blanco o en negro. Como están allí y nadie los respeta es muy fácil entrar e invadirlos. Horror vacui. El silencio es difícil de ver y fácil de llenar.

Pensó en invertir la dirección de la luz y fijarse en el sentido direccional de las sombras, y descubrió que la sombra también avanza.

lunes, 23 de noviembre de 2009

creer es crear o "crack"


(una hormiga que es un punto negro cerca del vaso)

¿en qué creen los agnosticos? ¿y los ateos?
¿que crean los que no crean nada? ¿y los que no creen en nada?
si creo, ¿creo definitivamente o dudo?
si creo, ¿estoy equivocado?
para crear ¿hay que creer?
recreo, recrear
Si he dejado de creer he dejado de crear

me veo forzado a creer para poder crecer
¿la obra de un artista es entonces su religión?
Si yo admiro la obra de un artista, admiro su religión,
¿en cuantas religiones se puede creer al mismo tiempo?
si no crees en ninguna... la muerte ¿puede ser la salvación?

el hombre invisible



Edu me confundió con Ernesto Salvatierra. Ante su pregunta "¿Ernesto Salvatierra eres tú? Como te va el tema de la suplantación de identidad como a Fontcuberta" me quedé atónito y respondí lo más rápido que pude: no, ¿pero qué dices?. y seguidamente le pregunté: ¿sabes donde hay una tienda de disfraces por aquí?, y me dijo que sí, que al principio de la calle Manifestación. Y me fuí a comprar mi traje de hombre invisible.

domingo, 15 de noviembre de 2009

andando en la oscuridad



Cuando a veces me acuesto a oscuras, enciendo la luz de la habitación una décima de segundo, retengo la imagen de la cama y ya sé donde está cada cosa (la almohada, la apertura de la sábana). Apago la luz nuevamente y me dirijo a tientas hasta mi lecho. Eso es un anclaje.

voir et boir



Fractura. Tomaba la porción separado de mi mismo y la miraba.
Me disgregué para poder conocerme.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

la verdad sobre el reflejo



-¿Qué esperas de la fotografía?
-Que me ayude a conocer la realidad, porque la fotografía es reflejo de la realidad.
-Sí, pero el reflejo es el reflejo, y la realidad es la realidad...
-Pero cuando miras el reflejo, ¿no ves acaso la realidad?
-No, estás viendo el reflejo.
-y entonces ¿qué es la realidad?
-la realidad... es la realidad, (musitando) algo más que una palabra.

(Podría ser un encuentro entre Fotocopia y Especular).

viernes, 23 de octubre de 2009

Fractus



La manera de avanzar: La conciencia debe posicionarse en el actor y el espectador al mismo tiempo.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Actos de comunicación fractal



Un acto de comunicación visual se compone de tres elementos básicos:
Un emisor es la persona o cosa que emite una imagen.
Un receptor es la persona o cosa que recibe una imagen.
La imagen es la emisión o reflexión de la luz por la materia.

La imagen es información, luego una imagen es mensaje.

Cuando capturamos una imagen de la realidad mediante una cámara estamos realizando una copia de la imagen.

Si emisor y receptor estan conectados (son uno o forman un grupo) y se comunican directamente en la misma dimensión espacio-temporal se produce un efecto de retroalimentación donde se crea una multiplicación de una misma imagen.

Un fractal es un objeto cuya estructura básica, fragmentada o irregular, se repite a diferentes escalas.


Ernesto Salvatierra para la exposición "FRACTUS" de Rubén Vicente
21-10-2009

jueves, 8 de octubre de 2009

eje



"Una rueda soporta un eje, no más"
Cornelio Agrippa

"cavidades"



"Cuando Alma grund sacó el revolver y me apuntó al pecho, llegué a sentir menos miedo que fascinación. Comprendí que las balas de aquella arma contenían una idea que nunca se me había ocurrido. El mundo estaba lleno de pequeñas cavidades , aberturas sin sentido, vacios microscópicos que la mente podía cruzar, y que una vez que se estaba del otro lado de esos huecos, uno se liberaba de se mismo, se liberaba de la vida, se liberaba de todo lo que le pertenecía. Por casualidad yo me había encontrado con uno de ellos aquella noche en mi cuarto de estar. Apareció en forma de revolver, y ahora que yo estaba dentro de aquel revolver me daba igual salir de él o no. Me sentía enteramente tranquilo y absolutamente enloquecido y totalmente preparado para aceptar lo que ofrecía el momento. Es rara una indiferencia de tal magnitud, y cómo sólo puede lograqrla alguien que está dispuesto a dejar de ser lo que es. Exige respeto. Inspira un temor reverente en quienes la contemplan".

"La cámara se detiene en las manillas de un reloj, y mientras escuchamos las últimas palabras del monólogo introductorio (lo único que quería era estar sin hacer nada, vivir como vive una piedra), la imagen empieza a hacerse borrosa".


"Para bien o para mal parece que los filósofos tenían razón. De lo que nos ocurre nada se pierde"


"De vuelta a casa guardé el revolver en el cajón superior de la mesita de noche. Ya no podía matar a nadie, pero eso no significaba que fuera menos poderoso, menos peligroso. Encarnaba el poder de una idea, y cada vez que lo miraba, recordaba lo cerca que esa idea había estado de destruirme".

"En este momento de la historia todo se agota en un día; quien vive demasiado, muere vivo. Al avanzar en la vida, dejamos 3 ó 4 imágenes de nosotros mismos diferentes entre si; lo vemos a través de la niebla del pasado, como retratos de nuestras diversas edades".

De " El libro de las ilusiones" de Paul Auster.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Una mirada diferente a la sordera Agosto 31, 2009

Si el oído es un receptor de ciertos mensajes que nos llegan del mundo exterior, la sordera es el corte de comunicación con el mismo.

¿Qué podemos deducir cuando una familia tiene problemas “hereditarios” de oído?

Cuando un árbol genealógico produce generaciones seguidas de sordos, habría que investigar sobre sus secretos, ¿qué mensaje no es conveniente que sea escuchado? O bien sobre el deseo de separación de un mundo que considera peligroso, ¿por qué ese árbol desea aislar a sus frutos del medio?
La sordera a un secreto de familia desemboca en una mudez que lo mantendrá bien custodiado de los oídos de la siguiente generación.

¿Y cuando la sordera afecta a uno solo de los oídos?

Si la sordera está situada sólo en el oído izquierdo nuestro problema estará conectado con el linaje femenino de nuestra familia, con algo que no queremos escuchar. Los problemas con el oído derecho se asocian al linaje masculino.

¿Qué simboliza el quedarse sordo a consecuencia de un accidente o una enfermedad, o por la misma edad?

La sordera siempre produce aislamiento, para defenderse de mensajes que representan abusos. Puede pasar que un anciano empiece a recibir mensajes de rechazo o un niño se sienta agredido por las discusiones incansables de sus padres. En cualquier caso siempre debemos preguntarnos: ¿qué es lo que no quiero escuchar?
Cuando se trata de cierta “dureza de oídos”, una pérdida de capacidad auditiva en los dos oídos, el problema puede estar conectado con cierta inflexibilidad e intolerancia por nuestra parte. Nos negamos a escuchar cualquier tipo de recriminación. Nos sentimos superiores y creemos que lo hacemos todo mejor que los demás. Es evidente que esta actitud puede aislarnos del resto del mundo.


Existe la sordera psicológica

Sí, es una sordera selectiva: un oído funcional y fisiológicamente sano puede no oír lo que le conviene o no entiende. O como dice Friedrich Nietzsche, “Un hombre no tiene oídos para lo que no le ha dado acceso la experiencia”


Hay personas que a pesar de no padecer sordera escuchan “zumbidos…
Los “zumbidos” pueden simbolizar un negarse a escuchar la propia voz interior. Confusión entre el intelecto y la intuición. Miedo a perder el equilibrio y el control de sí mismo.

Una visión positiva sobre la sordera

En el sentido positivo, representa la oportunidad de establecer por fin un diálogo interior una vez que falta el exterior. Por ejemplo, Bethoven y Smetana, crearon obras de arte musicales a pesar de su sordera, oyendo su voz interior.

Parece ser que los oídos son para escuchar tanto lo que nos gusta como lo que nos disgusta. Para aprender a obedecer a la propia voz interna y también a la externa. Lo que nos molesta no es lo que se dice, sino la percepción que tenemos de ese mensaje. Desde ese punto de vista hacemos “oídos sordos” para evitar tener que obedecer o para no escuchar los problemas de nuestros seres queridos

¿Algún acto psicomágico relacionado con este tema?

Dice Alejandro Jodorowsky: “A un hombre le operaron de un tumor en un oído. Al poco le apareció otro en el otro oído, y decidió que no quería pasar por otra operación igual. Me consultó. Interrogándole, comprendí que esos tumores simbolizaban los gritos, peleas y discusiones que oyó de sus padres.
Hice una bolita de cera y se la hundí en el oído. Empecé a susurrarle dulcemente al oído que sus padres le amaban mucho, y fui a la vez extrayéndole la bolita, fingiendo ser muy costoso. La extraje. Sanó”

¿Qué utiliza la psicomagia para conectar con la sanación?

Alejandro Jodorowsky: “La psicomagia usa para la terapia métodos que usaron ya los chamanes, curanderos populares y magos desde remotos tiempos de la historia. Nuestra razón, hoy, sabe ya que existe el inconsciente y que tiene un lenguaje propio. Ya no necesitamos parafernalias supersticiosas. La magia usó un lenguaje que el inconsciente entiende, que el cuerpo entiende, y la psicomagia lo utiliza”.

http://planocreativo.wordpress.com
Una mirada diferente a la sordera Agosto 31, 2009
Archivado en: Alejandro Jodorowsky, Conversamos para sanar — planocreativo @ 12:07 am

jueves, 20 de agosto de 2009

personas, imágenes, conciencia



la imagen que cada uno crea es un reflejo de su conciencia.
La imagen que cada uno ve es el reflejo de su conciencia.

Una imagen, un mensaje.
La personas somos imágenes, luego cada persona es un mensaje.

volvemos a empezar

miércoles, 8 de julio de 2009

s.g.



10-09-2003

Como cada septiembre empiezo a escribir una especie de diario. Esta vez voy a narrar los hechos que acontecieron poco antes de comprarme el coche.
Un día antes, creo recordar, cogí la furgoneta de mi madre para llevarle al mecánico. La razón de la visita era un cambio de una pieza de la dirección. Al principio no lo percibí. Una sombra reboloteó por el retrovisor. Me pareció un murciélago, como los que ví la semana pasada en los corrales de la casa de Bea en Serrate. Me asusté. Sus alas revoloteaban hacia la ventana.
El pájaro buscaba una salida desesperadamente. Detuve la furgoneta. Abrí la puerta trasera. Allí estaba inmovil.
Mi mano lo acarició un momento. Salió volando al instante hacia el oeste con el viento a favor.

Un día más tarde a la mañana era un día especial. Iba a comprarme mi primer coche. Dejé entrar a Rufo.
Rufo es un gato que recogí de la calle una noche en las calles de Zaragoza. Entonces era un gato pequeño y más o menos gracioso.
Con el Tiempo su cuerpo y su cabeza fueron haciéndose más grandes, al contrario que su cola, erectil y esquelética.
Le dejé entrar, como digo, para que tomara su desayuno. Yo estaba algo nervioso, por no decir bastante.
Rufo, en una de mis ausencia, tomo un trozo de carne de encima de la cocina. El sabe como yo, creo, que ese no es su lugar. Así que decidió bajarlo al suelo para comérselo más alegremente. Al verlo me invadió la furia y la rabia. Le dí una patada. Desapareció instantaneamente, como "arte de magia". Y yo no sabía donde estaba. Recapacité, pero ya era tarde.

Fuí a buscar mi coche. Realizar los papeles. El coche debía ir a nombre de mi madre, así que como ella estaba durmiendo por ir a trabajar de noche, yo, más mosqueado todavía, porque me dijo el día anterior que vendría, acabé falsificando su firma de buen gusto para poder realizar el papeleo.
Por la noche un pájaro gris con una raya amarilla como el que ví dentro de la furgoneta, estaba en las fauces de Rufo.
Mi hermano lo vió primero y comento: uno que ha caido.
Al día siguiente le pedí perdón al gato. Pareció perdonarme. Lo dejé entrar de nuevo, pero repitió su acción el la cocina con un filete ya hecho. Cuando lo hemos visto, lo hemos ahuyentado. Algo me dice que era demasiado tarde. Salió corriendo, esta vez era evidente como corría...me he comido la mitad del trozo. La otra mitad se lo ha comido la otra gatica. Aggata. No para de enseñar el culo con su espumosa cola. Es muy pesada.

El 9 de Septiembre del año 2003. Ahora es la noche del 10. Una luna llena, grande redonda cerca de Marte más cerca que nunca.

11 de Septiembre. Me gusta pensar en el trabajo que hacen los astros para que todo vaya variando.

El camino de los artistas, dejan huellas inmediatas de lo que ven. Pasado, presente, futuro. Son espectadores y actores. Los más conscientes.
Izquierda pensamiento. Derecha intuición.
Yo he perdido esa esperanza. dejo que me mezca el viento. Pero algo me alienta y me dice despierta. Haz tu camino.

jueves, 25 de junio de 2009

Sobre "la figura de la ausencia"




" Decían que el suelo se hundía bajo sus pies. ¡Como si hubiera algo más magnífico que sentir que el suelo se hunde bajo los pies!"
Gustav Meyrink, El Golem.

"No conocemos lo que vemos", me decía Rubén. Y yo sólo podía asentir. Siempre hemos huído de la identidad de las imágenes, siempre hemos pretendido que la representación sea la cosa representada. Para conocer, para hacer posible al mundo, extraemos de su superficie escenas planas, mapas sustitutorios.
La fotografía no es un registro de verdad, es una metáfora que nos canjea experiencia por papel impresionado. Fotografiamos ausencias, no presencias. Lo que nos queda es totalmente distinto a la memoria; es como la huella de un perro en el cemento de la acera, como una jarrilla de cerámica en la que alguien en Cuenca ha escrito "Cuenca".
Tenemos miedo, miedo del abismo que se abre cuando acotamos los límites de una imagen, cuando ya no nos tragamos la falacia de que alguien nos mira desde un cuadro en la pared. Es esta falacia la que nos hace sonreír ante las pantallas, la que nos hace crédulos.
Y cuando hemos perdido la fe en las imágenes ¿qué nos queda?. Pienso en Robert Frank: las distancias, relaciones entre ellas. En las fotos de Rubén, tan desnudas, los retratados se enfrentan con confianza a su "ausencización", a la resignada mutación en algo diferente a sí mismos. Estas mutaciones, como objetos presentes, establecen mediante una ubicación (un montaje, me alegra incluir esta palabra) diálogos misteriosos con otra; diálogos entre imágenes casi autónomos con respecto a sus referentes. Quizá en ello haya algo de poética...Pero lo que a mi me interesa es lo indecible de esa relación, el enigma que el "magnetismo" entre dos presencias nos plantean. Como borradores para que, al fin, la eme con la a no sean ma nunca más.

De JAVIER AQUILUÉ para la exposición en San Sebastian

hipoacusia, acúfenos y alopecia



Ernesto sabía desde su infancia que un paralelismo se encontraba entre Goya y Beethoven ¿pero qué?. Fueron contemporáneos y murieron con un año de diferencia. Su gesto enfadado y su pelo desmelenado les hacia similares. Pero había otra cosa en común que explicaría todo lo demás: la sordera que les afectó conforme fueron envejeciendo. Síntomas claros producidos por los acúfenos son la falta de sueño y la irritabilidad.

A Goya le costaba dormir y se colocaba un sombrero con velas para trabajar en la noche.

martes, 2 de junio de 2009

Viaje en ascensor

Ernesto busca en los viajes de ascensor que sus ojos se miren directamente y simultáneamente durante largos intantes. El derecho mira a su reflejo derecho y el izquierdo al izquierdo (parece fácil pero requiere entrenamiento). Por lo general los dos ojos se dirigen hacia el mismo punto. Así realmente se encuentran frente a frente y el tiempo se alarga hacia la eternidad.

la mirada única


La visión con los dos ojos dispuestos en el plano horizontal nos condiciona en la acomodación de soportes con una tendencia a lo horizontal, con dimensiones a lo 3:2, etc... Una visión tuerta, con un sólo ojo (una sola mirada única) nos abría estimulado unas dimensiones cuadradas o circulares. Y los soportes verticales son la consecuencia de un fuerte contenido espiritual.

Curiosamente cuando fotografiamos mirando por el visor de una cámara de paso universal obligamos a nuestro ojo a trabajar el doble y a recorrer una imagen que luego recorreran los dos ojos juntos.

La capacidad visual se encuentra situada en el hemisferio derecho del cerebro. Quizás por eso en el curso con Mellado coincidimos 3 personas sordas del oido derecho. Al oir sólo por el izquierdo desarrollamos más el hemisferio contrario.

Somos en nuestra proporciones naturales evolucionados de tal manera que los codos permitan que nuestras manos nos rasquen la nariz o quizás la tripa.

viernes, 24 de abril de 2009

Asfalto y cambios de plano


Un recuerdo de Ernesto Salvatierra de cuando era niño: la gente se sentaba a las puertas de las casas en Casetas. La gente se sentaba a contemplar el tiempo pasar. Los pájaros, las personas, los saludos, los perros, las plantas que respiraban. Sin asfalto, sobre la tierra de verdad. El sol se hacía más amable al atardecer. Esa imagen que la gente buscaba, ha desaparecido. La gente, para ver coches, ruidos y negro asfalto se mete en sus casas. Buscando otras imágenes manofacturadas en televisión, con un código manido, fácil y rápido, con un tiempo que se escapa en cada cambio de plano.

La gente se pasaba horas comtemplando el mismo paisaje.

miércoles, 25 de marzo de 2009

juego de espejos



Entro a un servicio público y me dirijo a uno de esas pilas duchampinas de pared. Comienzo a mear y me vuelvo para comprobar que estoy solo. Pero para mi sorpresa distingo a una figura de espaldas a mi y pienso: Anda, un señor!... y ese señor era yo.

Grados de la poesía lírica



PESSOA [texto dactilografiado, tal vez 1930]

El primer grado de la poesía lírica es aquel en que el poeta, de temperamento intenso y emotivo, expresa espontánea o reflexivamente ese temperamento y esas emociones. Es el tipo más vulgar del poeta lírico; es también el de menos mérito, como tipo. La intensidad de la emoción procede, en general, de la unidad del temperamento; y así este tipo de poeta lírico es en general monocorde, y sus poemas giran en torno de determinado número, en general pequeño, de emociones. Por eso, en este género de poetas, es vulgar decir, porque con razón se señala, que uno es “un poeta del amor”, otro “un poeta de la saudade”, un tercero “un poeta de la tristeza”.

El segundo grado de la poesía lírica es aquel en que el poeta, por ser más intelectual o imaginativo, o puede incluso que sólo por más culto, no tiene ya la simplicidad de emociones, o la limitación de ellas, que distingue al poeta del primer grado. Este será también típicamente un poeta lírico, en el sentido vulgar del término, pero ya no será un poeta monocorde. Sus poemas abarcarán asuntos diversos, unificándolos no obstante el temperamento y el estilo. Siendo variado en los tipos de emoción, no lo será en la manera de sentir. Así un Swinburne, tan monocorde en el temperamento y en el estilo, puede con todo escribir con igual relieve un poema de amor, una elegía mórbida, un poema revolucionario.

El tercer grado de la poesía lírica es aquel en que el poeta, aun más intelectual, comienza a despersonalizarse, a sentir, no ya porque siente, sino porque piensa que siente; a sentir estados de alma que realmente no tiene, simplemente porque los comprende. Estamos en la antecámara de la poesía dramática, en su esencia íntima. El temperamento del poeta, sea cual fuere, está disuelto por la inteligencia. Su obra será unificada sólo por el estilo, último reducto de su unidad espiritual, de su coexistencia consigo mismo. Así es Tennyson, escribiendo por igual “Ulysses” y “The Lady Shalott”, así, y más, es Browning, escribiendo lo que llamó “poemas dramáticos”, que no son dialogados, sino monólogos revelando almas diversas, con las que el poeta no tiene identidad, no la pretende tener y muchas veces no la quiere tener.

El cuarto grado de la poesía lírica es aquel, mucho más raro, en que el poeta, más intelectual todavía, pero igualmente imaginativo, entra en plena despersonalización. No sólo siente, sino que vive, los estados de alma que no tiene directamente. En gran número de casos, caerá en la poesía dramática, propiamente dicha, como lo hizo Shakespeare, poeta sustancialmente lírico elevado a dramático por el asombroso grado de despersonalización que alcanzó. En uno o en otro caso continuará siendo, aunque dramáticamente, poeta lírico. Es ese el caso de Browning, etc.(ut supra). Ni el estilo define ya la unidad del hombre: sólo lo que en el estilo hay de intelectual la denota. Así es en Shakespeare, en quien el relieve inesperado de la frase, la sutileza y la complejidad del decir, son la única cosa que aproxima el hablar de Hamlet al del Rey Lear, o el de Falstaff al de Lady Macbeth. Y así es Browning a través de los “Men and Women” y de los “Dramatic Poems”.
Supongamos, sin embargo, que el poeta, evitando siempre la poesía dramática, externamente tal, avanza todavía un paso en la escala de despersonalización. Ciertos estados de alma, pensados y no sentidos, sentidos imaginativamente y por eso vividos, tenderán a definir para él una persona ficticia que los sintiese sinceramente (...)

domingo, 15 de marzo de 2009

mus



Todo aquello que el ser humano puede ver, contiene estética como una de sus propiedades. El concepto de estética en sí mismo, podríamos entenderlo como la ciencia que estudia las teorías de la belleza, que a su vez, por ser interpretable, ha dado lugar a corrientes que abarcan desde la filosofía a la sociología y la psicología. La estética es algo, como vemos, omnipresente en nuestras vidas, seamos o no conscientes de ello.
Si además, decimos que la estética es una ciencia, y entendemos por ciencia el conocimiento de las cosas por sus causas y su sistemática, podríamos pensar que la estética puede establecer unas leyes conforme a lo que es bello.
Estas afirmaciones, que se podrían razonar de forma lógica y desarrollada, habran despertado en vd. un sentimiento de duda más que razonable.

¿Qué es lo bello?

Quizá haya determinados contextos en los que sea posible enunciar unas normas conforme a la estética, pero, conforme al objeto de este texto (la creación plástica), está claro que no. El arte, y más concretamente el arte visual, es una de las obras del ser humano que, teniendo un poderoso vínculo con la estética, no acata normas, ni reglas, permanece indómito y siempre puede cuestionarse. Entonces... ¿qué es el arte?. Todavía nadie ha sido capaz de enunciar una definición convincente y, lo que es más importante, que englobe todo lo considerado "producción artística". El fotógrafo y teórico Joan Fontcuberta, dijo que la imagen es tán grande como el espectador; el mismo Platón, en su propuesta de sociedad ideal, sujeta a la razón pura, proponía eliminar la fábula, la poesía y otras artes imaginativas, por sustituir la verdad por lo inventado, por alejarse de lo razonable.
Parece que el arte es un estímulo que solo se da si es contemplado con una clara predisposición a buscar las huellas de lo que no es razonable, de lo que no se preve, de lo que corresponde al terreno de la locura, de lo irracional, de lo espiritual.
Todas las culturas, a lo largo de la historia, han producido algo que llamamos arte, y que, entre otras cosas, representa la esencia de las mismas. Es un denominador común. Sin embargo, no toda expresión artística nace del puro impulso del artista por materializar un sentimiento, que es la parte que aqui nos ocupa. Esa forma de arte, la que no tiene otra misión que la de satisfacer un deseo de trascender de lo físico y cotidiano, es la que nos hace humanos. Probablemente, no hay diferencias entre las Meninas de Velázquez y la "fuente" de Duchamp si el espectador es capaz de olvidar sus prejuicios y centrarse en lo espiritual de la obra, en lo que se esconde tras su apariencia física. Cuando todo lo que nos rodea responde a una estética, no se percibe, es como si lo estético no estuviera (como un sonido constante que no es percibido, puesto que no hay punto de referencia), es entonces cuando, algunos, tenemos la necesidad de materializar algo que nos permita llegar a ese estado. En este caso; el arte como acto o pensamiento, es fruto de la ausencia estética.
Al igual que no percibimos un sonido constante hasta que éste no desaparece (percibimos su ausencia), quizá solo podamos llegar al arte a través del no-arte, de su negación, de su exterminación.
En ocasiones, para decidir si algo es o no es una obra de arte, basta con la imposibilidad de razonar que no lo es, y esto a veces pasa.

Corbeau, lunes, 01 de octubre de 2001, 13:04:42.

el horario lo tengo cambiado



(4-10-2001)
Varias fuentes de información apuntan a que Aries está en su
mejor momento desde hace mucho tiempo. Al encender la televisión una futuróloga comenta que el cosmos está agitadísimo. El mejor signo es aries.
El que está en peor situación es capricornio, mi ascendente.
Al darse la coincidencia de que realmente hoy ha sido un
día catástrófico pienso, como siempre en paralelismos.
Aries y capricornio son signos no afines, pero representados
en animales con cuernos (cabras). Viendo mis imágenes
repetidas mil veces (tozudez) veo la gran capacidad de encontrar
similitudes con las relaciones entre las personas y las cosas.
Algunas fruto de la contemplación consciente y otras del azar (¿inconsciente?).
Desde luego hay una gran cantidad de hechos inexplicables.
hoy se me han caido cosas al suelo, me he cortado con cristales
y el horario lo tengo cambiado.

Ernesto es un hombre fascinado por la vida



Ernesto Salvatierra es un hombre fascinado por la vida. La vida le ata a este mundo que compartimos.
Para él se trata de conectar las cosas en su esencia más pura. El punto de vista espiritual de la materia.
Los cuerpos de matería contienen algo. Algo que todavía no se ha inventado para analizar la composición espiritual, eso que permite saber el comportamiento futuro del cuerpo. El proceso lento de su descomposición. Las causas de la tristeza, la inquietudes...
Cuando mira parece comprender la causa de su existencia. En el cosmos todo está conectado. El origen primero se obvia, como el fin. El mal es lo que no debe renovarse, sino perecer, porque en su existencia se corre el riesgo de que perezca también el bien, la vida global. No es un mundo de necesidades cuando se crea una gran masa. En la vida sólo comer y la compañia es de verdad imprescindible. Cuando Jesús actúa es en una gran empresa, en lo que está encomendado. En su mundo la violencia existe como en el nuestro. Y para desprender el mal del futuro, en su análisis de causas del mal, realiza unas reglas para que sean inculcadas para la mejora de vida. Para creer fuertemente en el futuro.
Todo es para él una razón espiritual. Hasta trabajando se dejaba llevar por la espontaniedad de sus pensamientos. Esto no sabía si era bueno o malo, pero era. Y cada vez era mayor. Con el paso del tiempo su vida se fue complicando. No era el hecho de dominar la técnica. Era compreder el espejismo en el que estaba. Y para eso le ayudó la fotografía. La utilizó al principio para la realización de imágenes que tenía en su cabeza, pero descubrio que era de la realidad, de sí mismo de lo que hablaba siempre. Empezó a conectar a las personas poara analizar el mundo. Plasmó en imágenes sus cuerpos y las partes de sus cuerpos, y las plasmó en momentos que fueron. No se sabe bien el porqué. Que fascinación le daban algunas personas? qué formas, qué momentos?.

martes, 10 de marzo de 2009

mirar dentro



5 de enero de 2004
après la pluie

Ernesto Salvatierra busco durante años la transcripción correcta a papel de la realidad que le envolvía. Lo último que retrató fueron las nubes, espuma del universo. Fijando sobre la materia el constante cambio.

Lo veía todo tras su ventana. Le apenaba que la belleza que veía se perdiera. Por eso trataba de recortala. La describía con palabras. La copiaba, la mejoraba (creía mejorar la realidad). A veces de su cajón saltaban una gran amalgama de huellas y fósiles muertos. Era un gran cementerio de una gran belleza. Le gustaba mirarlos para saber quien era, quien había sido, qué era lo que había visto con sus propios ojos, Ernesto Salvatierra.

Sobre el cajón de imágenes desordenadas cronológicamente, un espejo colgaba de la pared. Este espejo repetía las todas las imágenes que se enfrentaban a él, pero sólo unos ojos valientes podían verse a sí mismos.

Pasaron los años y todo lo describible fue descrito. Cuando terminó de esta ardua labor se deshizó del equipaje. Se sintió libre, rejuvenecido, infantil, libre de su destino. Enterró definitivamente sus fantasmas, que se alejaron en paz, y buscó una nueva estrella.

miércoles, 11 de febrero de 2009

primer díptico encontrado



Era lo que tenía hacer diapositivas y que te las enmarcaran. El azar hizo esto. No fue intencionado, quiero decir. Fue en una excursión a la cima del Moncayo. Por el 2000.


"El hombre caminaba lentamente. Sus pasos por la tierra del desierto dejaban una futil huella. Su mirada dura. Sus manos caían.
Avanzada día tras día por las mismas llanuras, en el horizonte dientes ovalados que cambiaban con la luz.

Pensaba consigo mismo palabras e imágenes del pasado, conviertiendolas mágicamente en presente.

Quieres dar un paso más?
y arrastraba un pie hacia adelante.

Porqué no regresas sobre esa huella?
porque no sería regreso.

Un nuevo paso inoportuno.

Cuando divisó una hormiga levantó el pie para pisarla fuertemente.
Levanto su mirada al sol.
Dejo que la brisa jugara con su pelo sobre su cara.
Se paró.
Se sentó.
Sus piernas se cruzaron.
Sus manos se apoyaron sobre las rodillas.

Observó la hormiga largamente. Sentía que cambiaba el orden de las cosas con su presencia.
La hormiga le escaló el pie hasta el lugar donde se cruzaban las piernas.
Se observaron largamente.

No me muevo. Respiro en armonia.
Acaricio la tierra. Mis manos huelen a rosas.

Y se tomó la cabeza entre las manos.

El sol marchitó más apresuradamente su cara.

Quiero descender al centro de este circulo.

Tomó un puñado de tierra y dejó deslizarse la arena por los huecos de la cuenca.
Apretó las piedras sintiendo comprimirlas. Las dispersó por el aire.

Mis maños huelen a rosas.

La hormiga se agitó nerviosamente.

Busco el camino de regreso.
Pero las huellas se han disipado.
Estoy solo. Sólo me acompañas tú. Ahora.

Te iba a pisar.
Yo también.

Allí vamos.

Tu primero.

Y dieron el paso definitivo.

inoportuno".