domingo, 13 de diciembre de 2009

detención temporal


Ahora sí. Ernesto Salvatierra ha perdido su poder de detener el tiempo mentalmente. Su oido es atacado por un tinnitus constante que ha mermado su proceso de detención del tiempo y percepción extrasensorial. Este poder le permitía tener un gran "insigth" (capacidad de penetrar en una imagen) y comprender el pasado presente y futuro de una imagen y de su autor. Le permitía desdoblamiento y verse a sí mismo como actor y espectador al mismo tiempo.

Esto situa entre el oido y el cerebro la percepción temporal. El chi ya no se contiene. Fluye como un gran rio incontenible en todo momento. El descanso no existe. El sueño no es reparador.