miércoles, 10 de febrero de 2010

Ficciones


Durante los meses que precedieron a la excavación les mostraron láminas fotográficas de lo que iban a hallar. Ese primer intento probó que la esperanza y la avidez pueden inhibir.
De golpe -con el milagroso espanto de Robinson ante la huella de un pie humano en la arena- percibe alguna mitigación de esa infamia: una ternura, una exaltación, un silencio en uno de los hombres aborrecibles. "Fue como si hubiera terciado en el diálogo un ser más complejo".

Borges, "Ficciones".