miércoles, 20 de abril de 2011

la gran voz


Le hablé al buzón de voz del Siglo XXI. Rápido, sin cortapisas y con todas las ganas que tenía de hablarle desde hace años. Una frase rápida y colgué. Estaba Excitado. Al día siguiente para mi sorpresa me escuche en la radio. Mi voz dirigida a miles, quizás millones de oyentes. Una voz trémula, y dudosa dijo: "sólo tengo interesante que decir que creo que nadie tiene nada interesante que decir".